en constante búsqueda de mi mejor versión

Posts for salud Category

EL HÁBITO DE CAMBIAR DE HÁBITOS

Si nos paramos a pensar un poco podremos darnos cuenta de que nuestro día a día está compuesto por una serie de hábitos, los cuales determinan como nos vamos a sentir al final del día.

A parte de los hábitos rutinarios necesarios, arreglarnos, alimentarnos, llegar al trabajo, todo lo hacemos de una manera más o menos establecida, siempre empezamos la jornada de trabajo de la misma manera, por ejemplo revisando la agenda, y hacemos las tareas con los mismos criterios, por ejemplo usando siempre las mismas plantillas. Y en la vida personal es exactamente igual, contestamos al teléfono diciendo la misma frase, solemos tomar la cervecita a la misma hora y tenemos rituales hasta par irnos a dormir.

Por todo ello podemos decir que nuestra vida es el resultado de nuestros hábitos, y es muy importante pararnos a pensar en ellos, y aprender a cambiar hábitos para mejorar nuestra salud, tanto física, emocional como mental.

“Un hábito es una acción que se realiza de forma automática tras la recepción de una señal, y por la cual obtenemos una recompensa.”

Al despertar, la señal de que tenemos la boca seca nos lleva a lavarnos los dientes para sentirnos más cómodos antes de desayunar, o tomarnos el café por el pensamiento de que estamos adormilados y el café nos activa. También tenemos hábitos negativos, como el tabaco, que se activa tras una señal como puede ser sociabilizar con amigos o compañeros, y que pese a ser dañino la recompensa del placer de fumar nos ancla a dicha rutina. (Este fue el mejor hábito que abandoné yo hace ya muchos años).

Todo lo que queremos mejorar en la vida supone hacer cambios de hábitos, algunos más complejos y otros más simples, pero el quid de la cuestión está en conseguir automatizar al máximo posible aquello que nos aporta recompensas positivas, por ejemplo, bienestar físico por hacer ejercicio regularmente, obtener una titulación al estudiar con constancia y sacar los exámenes, más paz interior y consciencia de nuestros sentimientos al meditar a diario, o simplemente tener un blog activo por los posts que redactas periodicamente (aquí tengo yo trabajo pendiente aun 😉 ).

Para cambiar un hábito lo que necesitamos es disciplina y tiempo, y solo tendremos disciplina si realmente estamos comprometidos a realizar el cambio.

Existen varias metodologías para gestionar el cambio de hábitos, algunas muy ‘de pueblo’ como pedir a la virgen o al Cristo que te ayude a dejar de hacer, o a hacer X, y tú le recompensas saliendo a la procesión todos los años, y otras más actuales como el uso de la técnica Jerry Seinfield, y esta es la que yo uso, aunque aprovechando las nuevas tecnologías

¿Cómo funciona el método Jerry Seinfeld? Muy simple, se necesita un calendario que puedas imprimir y pegar cerca de tu lugar de trabajo, luego eliges el hábito que deseas forjar, y el primer día que logres realizar la tarea deseada marcas con una X ese día, y así sucesivamente los días que logres tu tarea. El ver ese calendario totalmente marcado con X es un motivador para seguir completándolo día tras día.

Aunque suena muy sencillo y para algunos hasta lógico es un método conocido a nivel mundial y con excelentes resultados.¿Qué sucede si fallo algún día? Simplemente ese día lo marcas totalmente en rojo, por ejemplo, rellenas la casilla, que se destaque totalmente de los otros días, de esta forma te convencerás de que debes volver a tu tarea el día siguiente.

Con el paso del tiempo, y a medida que esa tarea se vaya convirtiendo en un hábito natural, podrás prescindir del calendario.

Yo uso una app muy simple, se llama HABITS (App Store) en ella me marco mis objetivos semanales de cada hábito, si lo cumplo,  al marcarlo en la aplicación el día se veverde, si no lo cumplo, se ve en rojo.

La recomendación es implantar un hábito cada vez, pero yo como soy muy aplicada, y se trata de cosas que ya solía hacer, aunque no tan asiduamente como deseaba, en septiembre me propuse todos estos, y aquí sigo aplicando la disciplina y la constancia para convertirlos en verdaderos hábitos saludables.

Aquí os dejo dos imágenes para que veáis como se ve el calendario desde el móvil, como veis en diciembre medité todos los días menos 3, y aparece el resumen de la semana en rojo porque mi objetivo es meditar 7 días de 7, y en la otra imagen, donde podéis ver el resumen de los 6 hábitos que llevo en marcha, podéis ver a la izquierda la columna de si hoy he realizado o no la actividad marcada, y a la derecha como voy semanalmente.

Estos son mis actuales retos:

  1. Limitar el consumo de alcohol a dos veces a la semana ( una cerveza o una copa de vino)
  2. Hacer ejercicio mínimo 3 veces a la semana
  3. Realizar succiones abdominales al despertar ( Udiyana Bhanda para los que conocen la técnica yoguica, conocida ahora como hipopresivos)
  4. Tomar agua tibia con zumo de limón en ayunas
  5. Meditar
  6. No tomar azúcar
  7. No tomar lácteos

 

No es necesario implantar 6 hábitos a la vez, pero al menos 2 si puedes plantearte! Estamos en enero, el mes de los buenos propósitos ¿ Te animas a descargarte la aplicación y a ponerte tus propios retos? ¿Compartes conmigo cuales son? Te doy algunas ideas más de algunos que yo tengo en espera…

  • Levantarme una hora antes
  • Ordenar la mesa del despacho al finalizar la jornada laboral
  • Tomar colágeno todos los días
  • Beber dos litros de agua
  • Escribir dos post en el blog a la semana
  • Ir de museos mínimo una vez al mes
  • ….

¡Espero tus comentarios!

Un abrazo, y por cierto, proponerte abrazar todos los días al menos a una persona también puede ser un buen hábito 😉

Seguir leyendo

MEDITACIÓN, MINDFULLNES, RELAJACIÓN, SOFROLOGIA O PARARSE UN RATO A RESPIRAR PARA TOMAR PERSPECTIVA

Yo me quedo con la primera palabra, pero parece ser que se interpreta como una acción que realizan solo los orientales, con una postura perfecta, con mucho olor a incienso y con una vida de contemplación absoluta, por lo que cualquier palabra que signifique para ti pararse, tomar consciencia del cuerpo, de la respiración, de las emociones y que te ayude a tomar perspectiva de tus pensamientos, me vale para lo que voy a contarte.

Mucha gente cuando se entera de que medito a diario me dice ¿Cuándo?!Si trabajas y tienes una hija!, y si, trabajo, tengo una hija, y estudio. Y es por eso que necesito meditar, pararme a meditar, porque hoy por hoy todavía la rutina me absorbe y muchas veces pongo el piloto automático y hago las cosas por inercia, por rutina, porque mi inconsciente da las ordenes, y no por decisión expresa de mi mente consciente, porque algunos días, tras una reunión, una conversación o después de hacer un informe se me quedan sensaciones no agradables que necesito saber de dónde vienen.

Cierto es que sería agotador no automatizar ciertas cosas, lavarse los dientes, un ritual matutino, conducir, etc., pero nos hemos pasado…vamos a piñón y como digo en el título, no tomamos perspectiva ¿Realmente cada día hago lo que tengo que hacer? Tal vez me responderéis que sí, y tal vez menos de lo que quisierais, y os hago otra pregunta ¿Y cuantas cosas hacéis que no tendríais que hacer? bien porque no os corresponde realmente, porque no queréis o simplemente porque no es absolutamente necesario, pero te lo has o han impuesto… Por esta sencilla razón, por tener perspectiva para decidir qué hago, que no hago, como lo hago o como decido no hacerlo se necesita meditar.

Yo llevo más de 20 años queriendo ser una MEDITADORA, en mayúsculas, y creo que es ahora, pasando los cuarenta cuando lo he conseguido, porque sinceramente meditar es la cosa más fácil técnicamente que se puede hacer, pero la más difícil de implantar como un hábito ¿Y por qué? Mi teoría es que somos adictos a los resultados inmediatos, y hay cosas que necesitan un tiempo, que son un proceso de cambio muy profundo y sutil, que no tienen una respuesta gradual y clara, por lo que desistimos, abandonamos, y volvemos a la comodidad, a la peli en el sofá, a la cerveza con la amiga, a las redes sociales, o a lo que sea.

Y con todo esto que os quiero decir, que si ya lo habéis intentado alguna vez y no habéis conseguido convertiros en MEDITADORES, que vuelvas no a intentarlo, sino a hacerlo, y que si no os lo habéis planteado nunca, que os lo planteéis ahora, y para los dos casos os invito a realizar esta meditación, algo sencillo para comenzar, pero que estoy segura que os puede servir, esta es la meditación a la que yo vuelvo los días que me cuesta meditar en silencio o seguir la práctica que esté trabajando en ese momento, y con la maravillosa voz de José María Doria, Director de la Escuela de Desarrollo Transpersonal.

La perseverancia trae ventura.

I ching

 

Seguir leyendo

¿CUÁNTA DROGA CONSUMES A LA SEMANA?

Hace 10 años cuando me dijeron que el azúcar era la droga del siglo XXI, y que no era nada bueno, me quedé muy sorprendida, y antes de tomar una decisión sobre si seguir o no seguir consumiéndolo, me puse a investigar… tras mucho leer, estás son algunas de las cuestiones que me hacía ( y muchas me las sigo haciendo).

¿Qué necesidad hay de transformar tanto un producto natural?

¿Por qué tenemos que priorizar un alimento con tratamiento químico a otro sin menos transformación?

¿Por qué la gente consume más azúcar que miel?

Las respuestas a estas preguntas, y a muchas más, las encontré en el libro que os dejo de regalo en este post.

Abandonar el consumo de azúcar blanco me ha supuesto muchos beneficios, hay muchas alternativas (estevia, ágave, miel, xilitol, etc) que me aportan más y me perjudican menos, pero reconozco que no es nada fácil.
Al tratarse de una droga, tenemos cierta adicción, y para abandonarla tenemos que pasar por un proceso de desintoxicación nada agradable, dolores de cabeza, malos humores, etc. Y además, lo más difícil no es dejar de tomar el azúcar en sí, sino evitar el azúcar añadido de muchos alimentos que compramos, muchos de ellos creyendo que son sanos, desde cualquier salsa, pasando por el tomate frito, la fruta deshidratada y ¡hasta el jamón lleva azúcar! Si no me crees, échale un vistazo a las etiquetas de las cosas que tienes en la despenda ¡Te sorprenderás!

SUGARBLUES es un libro descatalogado desde hace un tiempo y difícil de conseguir, si quieres informarte de las repercusiones en la salud del consumo de azúcar, es un buen inicio, y hoy por hoy podéis contrastar muchas de las cosas que cuenta en internet.

Espero que os guste el libro, y os deje de gustar la sacarosa 😉

Seguir leyendo

Me defino como Yoguini, porque amo el YOGA

Suelo decir la frase Yoga es Vida, y puede parecer un tópico, una frase hecha, pero no, lo digo porque lo siento así… Una Filosofía de Vida, un mapa que te indica los diferentes caminos para llegar a diferentes partes, una serie de instrucciones para la vida, y mucho más… Siento que si nuestra educación se basara en valores como los que trasmite el yoga, ‘otro gallo cantaría’, así que para mi no se trata de hacer ejercicio, de ser flexible, de aprender de respirar o de meditar, es mucho más… Es creer en que somos un Ser con Cuerpo, Mente y Espíritu, que las tres partes son importantes por igual, que nuestra mente no es capaz de entender la amplitud de lo que somos en realidad y que cuando vislumbras un poco de entendimiento profundo del sentido de la Vida tu alma se reconforta de tal manera que no puedes hacer otra cosa que seguir buscando la VERDAD, en mayúsculas, aun sabiendo que en esta vida lo más probable es que no llegues a conocer ni un ápice de ella.

Empecé a practicar Kundalini Yoga en 2005, tras vivir un embarazo ectópico y el aborto que este tipo de embarazo conlleva por necesidad , para mi aquello fue un suceso muy triste, pero todo tiene un lado positivo, esa experiencia me adentró en un mundo del que hoy por hoy estoy muy agradecida de formar parte, me llevo a formar parte de una familia de yoguis y yoguinis (la santga) que me ha permitido experimentar la teoría de que Somos Uno y de un camino de Vida que me ha llevado a que en el presente sea mejor persona, una mejor versión de mi misma.

 

Seguir leyendo