en constante búsqueda de mi mejor versión

Posts for desarrollo personal Category

Ya es primavera en mi psique (El respeto a nuestras estaciones)

Y vosotros diréis ¿ Y….?, pues hace unas semanas escribí un post que no compartí en redes sociales, ni por mail, ni por whatsapp, y es al hilo de ese post me apetece compartiros este (os dejo el link al la entrada que titulé “Es momento de hibernar“).

Este blog lleva en marcha unos pocos meses, y como todo el mundo que lanza su blog personal, yo tenía mis expectativas de una frecuencia de posts que finalmente no he podido, ni querido, mantener, y de aquí esta reflexión por escrito compartida con vosotr@s.

Es más importante para mi respetar mis ciclos, mi estacionalidad emocional, mental y/o física, que no cumplir con un objetivo cuantitativo, impersonal y que me hubiera forzado a escribir sin ganas, a compartir por obligación, y por todo ello, a ofrecer contenido sin alma y sin consciencia.

Al igual que las estaciones del año tienen su momento, su duración, y sus particularidades, nosotr@s, como personas, tenemos nuestras ciclicidades, no tan marcadas por un calendario y unas condiciones meteorológicas concretas, pero si atendemos a nuestra mente y a nuestro sentir, seguro que identificamos momentos expansivos y otros de introversión. Algunos somos más intensos en estos vaivenes, otros los viven con mayor ligereza, pero en definitiva, nadie se escapa a esta realidad, como tampoco se escapa la economía, las relaciones de pareja y cualquier proyecto del ámbito que sea.

¿Compartes conmigo esta creencia de los ciclos en la vida?

¿Eres conscientes de tus etapas a lo largo del año?

¿ Y a lo largo de la vida?

Y no hablo de los ciclos vitales, que son lógicos, marcados y etiquetados, niñez, adolescencia, edad adulta, vejez, hablo de los ciclos dentro de periodos “estables”, en los que pese a que no hay ningún cambio externo, si lo hay en tu forma de percibir, entender y sentirte con los acontecimientos.

(Quiero hacer un inciso en los ciclos de la mujer, aunque no es momento de explayarme sobre esto, pero si quiero remarcar nuestras particularidad por el ciclo hormonal que nos  hace ser hembras, ese ciclo tan poco conocido, y a veces poco respetado, al que también hay que prestarle su debida atención, aceptarlo como la evidencia que es y adaptarnos a sus ritmos. De esto podéis leer y aprender mucho en un gran libro: Luna Roja de Miranda Gray)

En conclusión, para mi y para quién me lea, nos invito a respetar nuestros ciclos, a aprender de ellos y a actuar siempre en coherencia con nuestro momento, claro está que hay actividades que no podemos dejar de hacer pese a una necesidad de aislarnos un poco del mundo, pero al menos busquemos un equilibrio y seamos auténticos viviendo lo que nuestro cuerpo, mente y alma, nos muestran.

Y hablando de ciclos, y por tanto de cambios, os dejo un link a una de mis canciones favoritas, TODO CAMBIA.

Gracias por leerme, por darme tu opinión, y por escribirme, si es lo que tu momento te dice que hagas 😉

Un abrazo muy colorido y primaveral, con beso incluido.

Seguir leyendo

TU TALENTO, TU ELEMENTO, TU VOCACIÓN O AQUELLO A LO QUE DEBES DEDICAR TU VIDA PARA SER FELIZ

Si una cosa he aprendido a lo largo de mi vida laboral es que si te dedicas a hacer aquello para lo que tienes un don, y  puedes vivir de ello, ya te puedes dar por satisfecho. Creo que tienes el 50% de tu cuota de felicidad cubierta ( el otro 50% se lo asigno a temas más personales como el amor, la familia y la relación con uno mismo).
Esto no significa que en el día a día, o en ciertas etapas, no surjan problemas, momentos de estrés o conflictos con terceros, pero serán más llevaderos y podrás afrontarlos mucho mejor que si te dedicas a algo que no te apasiona.

Hay varios libros que hablan de esto, en especial tengo cariño a dos, El Elemento y Flow, y hay un aspecto de esto que quiero aclarar. Ese talento, ese don, esa actividad que hace que fluyas con el momento presente y no te des cuenta de cuanto tiempo ha pasado, no tiene porque ser algo concreto como pintar cual Picaso, cantar como Serrat o dirigir películas como Alejandro Amenábar, eso que tu puedes hacer mejor que otro, en algún aspecto, puede ser algo más general, incluso más cotidiano, como cocinar, arreglar cosas, solucionar problemas o ayudar a la gente. La cuestión está en descubrir que acciones te hacen sentir bien, puede que sean relacionadas con un sector específico, o con una funciones determinadas, pero no tiene porque ser algo cerrado y concreto.

Os pongo mi ejemplo personal, uno de mis talentos personales, el cual considero ha hecho que haya disfrutado de diferentes trabajos, y es destacable en mi, es mi capacidad de mantener relaciones personales de confianza, y una de mis inquietudes es mejorar las cosas y ayudar a la gente a que también mejore sus circunstancias, esto es muy genérico, pero en la concreción se traduce en que puestos de trabajo que requieran de mucha relación personal y en los cuales pueda hacer que la gente o las circunstancias mejoren, me siento como pez en el agua.

Para algunas personas dedicarse a las ventas es agobiante y estresante, para mi ha sido un placer relacionarme con gente nueva a diario, y ofrecerles servicios que les pueden ayudar a mejorar su día a día (como han sido software, formación y consultoría), esto me ha permitido desarrollar esas cualidades que ya poseía, pero que la experiencia te permite pulir y potenciar.

Y yo pensaba que ahí estaba mi labor en la vida, sin embargo, después de años con estas actividades la vida me ha ofrecido la posibilidad de ejercer otra labor, muy parecida en algunos aspectos (pero diferente en algunos otros) que me ha permitido aunar varios talentos en mi, las relaciones interpersonales, la creatividad y la representación ante las instituciones.

En 2013, una persona muy especial, y en aquel momento mi jefa, me propuso para gerenciar un área industrial, la primera vez que me lo dijo le solté algo así como : – Pero que dices chalá! yo no se que tengo que hacer ni creo que pueda hacerlo. Pero por su convencimiento en mis capacidades me entreviste con la junta de Appi (www.appi-a.com), y hoy 5 años después puedo deciros que disfruto tanto de ese trabajo, que  a veces lo vivo más como un hobby que como una “obligación”.

Hace unos días me hicieron una entrevista en un diario local, y fue una ocasión más para darme cuenta de lo afortunada que soy al poder dedicarme a algo que saca lo mejor de mi.

Si te apetece conocerme un poco más, y saber a que dedico una gran parte de mi tiempo, te dejo aquí el link a la entrevista en audio.

Y la otra parte de mi tiempo profesional también lo dedico a algo que me apasiona, la consultoría, el coaching y la formación, pero eso ya os lo cuento en otro post.

Y antes de despedirme, y ya que relacionarme con al gente es una de mis habilidades… ¿Me cuentas cual es tu don, tu talento o tu vocación?¿Te dedicas a ello? Y si aun no los sabes …¿Qué crees que puedes hacer para descubrirlo? Contadme, y según me vayáis diciendo veo de compartiros algunas herramientas de coaching que os pueden servir 🙂

Gracias por leerme!

 

 

Seguir leyendo

MEDITACIÓN, MINDFULLNES, RELAJACIÓN, SOFROLOGIA O PARARSE UN RATO A RESPIRAR PARA TOMAR PERSPECTIVA

Yo me quedo con la primera palabra, pero parece ser que se interpreta como una acción que realizan solo los orientales, con una postura perfecta, con mucho olor a incienso y con una vida de contemplación absoluta, por lo que cualquier palabra que signifique para ti pararse, tomar consciencia del cuerpo, de la respiración, de las emociones y que te ayude a tomar perspectiva de tus pensamientos, me vale para lo que voy a contarte.

Mucha gente cuando se entera de que medito a diario me dice ¿Cuándo?!Si trabajas y tienes una hija!, y si, trabajo, tengo una hija, y estudio. Y es por eso que necesito meditar, pararme a meditar, porque hoy por hoy todavía la rutina me absorbe y muchas veces pongo el piloto automático y hago las cosas por inercia, por rutina, porque mi inconsciente da las ordenes, y no por decisión expresa de mi mente consciente, porque algunos días, tras una reunión, una conversación o después de hacer un informe se me quedan sensaciones no agradables que necesito saber de dónde vienen.

Cierto es que sería agotador no automatizar ciertas cosas, lavarse los dientes, un ritual matutino, conducir, etc., pero nos hemos pasado…vamos a piñón y como digo en el título, no tomamos perspectiva ¿Realmente cada día hago lo que tengo que hacer? Tal vez me responderéis que sí, y tal vez menos de lo que quisierais, y os hago otra pregunta ¿Y cuantas cosas hacéis que no tendríais que hacer? bien porque no os corresponde realmente, porque no queréis o simplemente porque no es absolutamente necesario, pero te lo has o han impuesto… Por esta sencilla razón, por tener perspectiva para decidir qué hago, que no hago, como lo hago o como decido no hacerlo se necesita meditar.

Yo llevo más de 20 años queriendo ser una MEDITADORA, en mayúsculas, y creo que es ahora, pasando los cuarenta cuando lo he conseguido, porque sinceramente meditar es la cosa más fácil técnicamente que se puede hacer, pero la más difícil de implantar como un hábito ¿Y por qué? Mi teoría es que somos adictos a los resultados inmediatos, y hay cosas que necesitan un tiempo, que son un proceso de cambio muy profundo y sutil, que no tienen una respuesta gradual y clara, por lo que desistimos, abandonamos, y volvemos a la comodidad, a la peli en el sofá, a la cerveza con la amiga, a las redes sociales, o a lo que sea.

Y con todo esto que os quiero decir, que si ya lo habéis intentado alguna vez y no habéis conseguido convertiros en MEDITADORES, que vuelvas no a intentarlo, sino a hacerlo, y que si no os lo habéis planteado nunca, que os lo planteéis ahora, y para los dos casos os invito a realizar esta meditación, algo sencillo para comenzar, pero que estoy segura que os puede servir, esta es la meditación a la que yo vuelvo los días que me cuesta meditar en silencio o seguir la práctica que esté trabajando en ese momento, y con la maravillosa voz de José María Doria, Director de la Escuela de Desarrollo Transpersonal.

La perseverancia trae ventura.

I ching

 

Seguir leyendo

4 libros y 1 reflexión, PANTA REI, O LO QUE ES LO MISMO, LA IMPERMANENCIA ES LO UNICO PERMANENTE

Este fin de semana pasado he estado leyendo y releyendo varios libros ( es un vicio que tengo, leer una media de cuatro o cinco libros a la vez, incluso repetir con algunos), las temáticas, aunque variadas, siempre suelen ir enfocadas a la mejora personal y profesional, en particular este finde he releído parte del libro Vivir sin Jefe de Sergio Fernández, enfocado a emprendedores, he revisado lo que tengo subrayado del libro El poder de lo simple, de Jack Trout, pensando más en mis clientes empresas, he ojeado secciones del libro La felicidad después del orden, de Marie Kondo, tras unos días de pintura y limpieza en casa,  y he empezado a leer Las 5 heridas que impiden ser uno mismo, de Lise Boirbeau, libro recomendado por la Escuela de Desarrollo Transpersonal en la que me estoy formando.

 De todas las lecturas extraigo una reflexión:

Todo está en constante cambio, nada permanece, por mucho que nos empeñemos en mantenernos en una zona de supuesto confort, cada año, cada mes, cada semana y cada día son diferentes.

  • Si queremos emprender y tener nuestra propia empresa, no podemos pensar que un esfuerzo inicial nos colocará en el lugar donde queremos estar y ahí nos mantendremos.
  • Si tenemos una empresa, no podemos conformarnos con la cartera de clientes conseguida y los productos que tenemos hasta el momento.
  • Cuando organicemos nuestra casa, siguiendo a rajatabla lo que indica Marie Kondo, no tenemos que pensar que todo seguirá en su sitio eternamente, como ella nos quiere hacer creer.
  • Y por mucho que curemos nuestras heridas, siempre habrá cosas que sanar.

En conclusión, creo que aceptar que nunca llegaremos a la meta, sino que la vida, personal y profesional es un camino que debemos andar disfrutándolo lo máximo que podamos, es de vital importancia, siento que aceptar que la perfección no existe, que somos imperfectos, y que pese a ello podemos ser personas felices, es muy tranquilizador.

Y que solo lo que hagamos desde el fluir y conectados con lo que somos nos permitirá crecer como personas y como profesionales.

Si has llegado hasta aquí tienes un regalo 😉  Mándame un mail a sparae@sparae.com y te mando el libro del Poder de lo simple de Jack Trout en pdf, y/o el de Las 5 heridas que impiden ser uno mismo.

Un abrazo!

 

Seguir leyendo

SOCIALMENTE IGUALES, HUMANAMENTE DIFERENTES Y TOTALMENTE LIBRES

Nada más que añadir.

 

Seguir leyendo

¿CUÁNTA DROGA CONSUMES A LA SEMANA?

Hace 10 años cuando me dijeron que el azúcar era la droga del siglo XXI, y que no era nada bueno, me quedé muy sorprendida, y antes de tomar una decisión sobre si seguir o no seguir consumiéndolo, me puse a investigar… tras mucho leer, estás son algunas de las cuestiones que me hacía ( y muchas me las sigo haciendo).

¿Qué necesidad hay de transformar tanto un producto natural?

¿Por qué tenemos que priorizar un alimento con tratamiento químico a otro sin menos transformación?

¿Por qué la gente consume más azúcar que miel?

Las respuestas a estas preguntas, y a muchas más, las encontré en el libro que os dejo de regalo en este post.

Abandonar el consumo de azúcar blanco me ha supuesto muchos beneficios, hay muchas alternativas (estevia, ágave, miel, xilitol, etc) que me aportan más y me perjudican menos, pero reconozco que no es nada fácil.
Al tratarse de una droga, tenemos cierta adicción, y para abandonarla tenemos que pasar por un proceso de desintoxicación nada agradable, dolores de cabeza, malos humores, etc. Y además, lo más difícil no es dejar de tomar el azúcar en sí, sino evitar el azúcar añadido de muchos alimentos que compramos, muchos de ellos creyendo que son sanos, desde cualquier salsa, pasando por el tomate frito, la fruta deshidratada y ¡hasta el jamón lleva azúcar! Si no me crees, échale un vistazo a las etiquetas de las cosas que tienes en la despenda ¡Te sorprenderás!

SUGARBLUES es un libro descatalogado desde hace un tiempo y difícil de conseguir, si quieres informarte de las repercusiones en la salud del consumo de azúcar, es un buen inicio, y hoy por hoy podéis contrastar muchas de las cosas que cuenta en internet.

Espero que os guste el libro, y os deje de gustar la sacarosa 😉

Seguir leyendo

YO ERA MACHISTA, Y NO LO SABÍA

En los últimos años me he dado cuenta que era machista, y no lo sabía… Me da vergüenza reconocerlo, pero creo que es importante admitir que era ignorante, y un poco lo sigo siendo, en este aspecto.

Era machista por…

-Aceptar que me ‘piropearan’ por la calle por algún aspecto de mi cuerpo, y permitirlo pese a sentirme incómoda.

-Disfrutar de canciones por tener una melodía agradable, pese a tener una letra inaceptablemente machista.

-Responder en entrevistas de trabajo a las preguntas sobre si quería ser madre y cuando.

-Celebrar el día de la mujer, siendo este día un momento de reflexión ya que conmemora la muerte de mujeres a manos del patriarcado.

-Cambiarme de ropa por pensar sobre mi misma que iba a provocar miradas y comentarios sexuales.

– Usando expresiones como “esto es un coñazo” o “esto es cojonudo”

– Sentirme culpable por “haberle hecho entender” a un hombre con mi cercanía que quería sexo, cuando realmente simplemente estaba siendo cercana y amable por sintonía.

– Aceptar pagar menos, o no pagar, en la entrada de una discoteca por ser mujer.

– Considerar a mujeres no depiladas o mal arregladas poco femeninas

– Y muchas cosas más…

No recuerdo que se me haya explicado, ni en casa, ni en la escuela, lo que significa machismo y feminismo, y lo más importante, no se le ha dado la importancia que para mí hoy por hoy tiene ¡pero más vale tarde que nunca!

En un siguiente post os explicaré que me ha hecho tomar consciencia de lo machista que he sido y como estoy dejando de ser ignorante al respecto, y lo hago por mí, por mi hija y por la sociedad en general, necesitamos que esto cambie, ¡y que cambie ya!

Seguir leyendo

“EL BUSCADOR”, mi cuento favorito

Un día, el buscador sintió que debía ir hacia la ciudad de Kammir. El había aprendido a hacer caso riguroso a estas sensaciones que venían de un lugar desconocido de sí mismo, así dejó todo y partió.

Después de dos días de marcha por los polvorientos caminos divisó, a lo lejos, Kammir. Un poco antes de llegar al pueblo, una colina a la derecha del sendero le llamó mucho la atención. Estaba tapizada de un verde maravilloso y había un montón de árboles, pájaros y flores encantadoras; la rodeaba por ocmpleto una especie de valla pequeña de madera lustrada.

… Una portezuela de bronce invitaba a entrar.

De pronto, sintió que olvidaba el pueblo y sucumbió ante la tentación de descansar por un momento en ese lugar.

El buscador traspasó el portal y empezó a caminar lentamente entre las piedras blancas que estaban distribuidas como al azar, entre los árboles.

Dejó que sus ojos se posaran como mariposas en cada detalle de este paraíso multicolor.

Sus ojos eran los de un buscador, y quizás por eso descubrió, sobre una de las piedras, aquella inscripción:

Abdul Tareg, vivió 8 años, 6 meses, 2 semanas y 3 días.


Se sobrecogió un poco al darse cuenta de que esa piedra no era simplemente una piedra, era una lápida. Sintió pena al pensar que un niño de tan corta edad estaba enterrado en ese lugar.

Mirando a su alrededor el hombre se dio cuenta de que la piedra de al lado también tenía una inscripción. Se acercó a leerla, decía:

Yamir Kalib, vivió 5 años, 8 meses y 3 semanas.

El buscador se sintió terriblemente conmocionado.

Este hermoso lugar era un cementerio y cada piedra, una tumba.

Una por una, empezó a leer las lápidas.

Todas tenían inscripciones similares, un nombre y el tiempo de vida exacto del muerto.

Pero lo que lo conectó con el espanto, fue comprobar que el que más tiempo había vivido sobrepasaba apenas los 11 años…

Embargado por un dolor terrible se sentó y se puso a llorar.

El cuidador del cementerio, pasaba por ahí y se acercó.

Lo miró llorar por un rato en silencio y luego le preguntó si lloraba por algún familiar.

– No, ningún familiar – dijo el buscador – ¿qué pasa con este pueblo?, ¿qué cosa tan terrible hay en esta ciudad?. ¿por qué tantos niños muertos enterrados en este lugar?, ¿cuál es la horrible maldición que pesa sobre esta gente, que los ha obligado a construir un cementerio de chicos?.

El anciano se sonrió y dijo:

– Puede Ud. serenarse. No hay tal maldición. Lo que pasa es que aquí tenemos una vieja costumbre. Le contaré…

Cuando un joven cumple 15 años sus padres le regalan una libreta, como ésta que tengo aquí, colgado al cuello.

Y es tradición entre nosotros que a partir de allí,, cada vez que uno disfruta intensamente de algo, abra la libreta y anota en ella:
a la izquierda, qué fue lo disfrutado…
a la derecha, cuánto tiempo duró el gozo.

Conoció a su novia, y se enamoró de ella. ¿Cuánto tiempo duró esa pasión enorme y el placer de conocerla?, ¿una semana?, ¿dos?, ¿tres semanas y media? …

Y después … la emoción del primer beso, el placer maravilloso del primer beso, ¿cuánto duró?, ¿el minuto y medio del beso?, ¿dos días?, ¿una semana? …

¿Y el embarazo o el nacimiento de su primer hijo … ?

¿Y el casamiento de los amigos … ?

¿Y el viaje más deseado … ?

¿Y el encuentro con el hermano que vuelve de un país lejano … ?

¿Cuánto tiempo duró el disfrutar de estas situaciones?…. ¿horas?, ¿días? …

Así vamos anotando en la libreta cada momento que disfrutamos…. cada momento.

Seguir leyendo

Me defino como Yoguini, porque amo el YOGA

Suelo decir la frase Yoga es Vida, y puede parecer un tópico, una frase hecha, pero no, lo digo porque lo siento así… Una Filosofía de Vida, un mapa que te indica los diferentes caminos para llegar a diferentes partes, una serie de instrucciones para la vida, y mucho más… Siento que si nuestra educación se basara en valores como los que trasmite el yoga, ‘otro gallo cantaría’, así que para mi no se trata de hacer ejercicio, de ser flexible, de aprender de respirar o de meditar, es mucho más… Es creer en que somos un Ser con Cuerpo, Mente y Espíritu, que las tres partes son importantes por igual, que nuestra mente no es capaz de entender la amplitud de lo que somos en realidad y que cuando vislumbras un poco de entendimiento profundo del sentido de la Vida tu alma se reconforta de tal manera que no puedes hacer otra cosa que seguir buscando la VERDAD, en mayúsculas, aun sabiendo que en esta vida lo más probable es que no llegues a conocer ni un ápice de ella.

Empecé a practicar Kundalini Yoga en 2005, tras vivir un embarazo ectópico y el aborto que este tipo de embarazo conlleva por necesidad , para mi aquello fue un suceso muy triste, pero todo tiene un lado positivo, esa experiencia me adentró en un mundo del que hoy por hoy estoy muy agradecida de formar parte, me llevo a formar parte de una familia de yoguis y yoguinis (la santga) que me ha permitido experimentar la teoría de que Somos Uno y de un camino de Vida que me ha llevado a que en el presente sea mejor persona, una mejor versión de mi misma.

 

Seguir leyendo